imprimir
 
 
 

 

La cantera sigue creciendo (1975-2005)

Como si siguieran caminos paralelos, el Ademar y la cantera de Maristas han trabajado desde 1975 por consolidar lo que hasta entonces se puede decir que sólo era una declaración de intenciones, a pesar de la importancia de algunos de los resultados cosechados anteriormente. Hasta la creación del equipo filial, fueron los equipos de Maristas los que nutrieron al Ademar.

 

1975-76. El equipo juvenil, formado por algunos de los que luego se convertirían en referencias del primer equipo, fue segundo en el Campeonato de España que se disputó en Soria: Maxi, Estrella, Campo, Carreño, Ricardo, Cabero, Agustín, Manuel, Canedo y César fueron los componentes de aquella plantilla. En cadetes (quintos en el Campeonato de España), ya venía pisando fuerte otra generación de grandes jugadores como Corona, Tagarro, Manuel, Vila, Sevilla, Mantecón, Fredi Marcos, Bernal, Cuevas, Raúl y José Carlos. El equipo infantil fue aquel año tercero en el sector celebrado en Pontevedra.

1976-77. Otero, el futuro internacional Javier Cabanas, Estrella, Canedo, Vila, Tagarro, Terrón, Vila, Campo, Bernal y Ricardo componían el equipo de juveniles que aquel año se proclamó campeón de España Escolar, además de ganar todas las competiciones provinciales que se disputaron en León y ser tercero en el Campeonato de España Federado que se disputó en Reus. Por su parte, los cadetes Juan Carlos, Corona, Raúl, Sevilla, Bernal, Pedro y Fredi Marcos, Manuel, Bello, Cuevas y Benjamín se proclamaron campeones de España en los Juegos Escolares disputados en Toledo.

1977-78. El equipo juvenil, entrenado por el hermano Tomás, fue campeón de España Federado aquella temporada en la que no hubo campeonatos escolares, un título que consiguieron en León ante su público. Lo formaban Juan Carlos Roberto, Raúl, Fredi, Láez, Terrón, Villa, Coronas, Manuel, Sevilla, Bernal y Tagarro. Por su parte, los cadetes Alfonso, Miguel Ángel, Pedro M. Corral, Benjamín, Bello, Cordero, Morrondo, José Luis, Luismi, Mateos y Guillermo se proclamaron campeones de España en Lugo.

1978-79. El listón empezaba a estar cada vez más alto al finalizar la década de los setenta. Los juveniles fueron campeones de España en Leganés (Alfonso, Pedro Martínez, Juan Carlos, Corral, Coronas, Raúl, Láez, Guti, Benjamín, Cordero, Fredi Marcos y Luismi. Los cadetes fueron subcampeones de España en Toledo.

 

1979-80. Primeros en el Campeonato de España celebrado en Mallorca y quintos en el Campeonato Escolar. Componían el equipo Luismi, Vidal, Corral, Llorente, Javier, Morrondo, Martínez, Matías, Alfonso, De la Fuente, Luis González, Bello, Caño y Guti. Los cadetes (Alija, Redondo, Pradal, Santi, Pancho, Gamboa, Campazas, Carracedo y César) fueron segundos en el scetor que se celebró en Gijón.

1980-81. Los juveniles Redondo, Vidal, Llorente, Javier, Mateos, Morrondo, César, De la Fuente, Carracedo y Noe fueron cuartos de España y campeones del sector territorial. Por su parte, los cadetes Pancho, Carracedo, Santi, Pastor, Mateos, José Luis, Pérez, Gamboa, Castaño, Merayo, Juan, Alejandre y Pardal fueron cuartos en el scetor disputado en Huesca y primeros en el sector celebrado en León.

1981-82. Gamboa, José Luis, Juan Miguel Arias, Fernando Alejandre, Badeso, Manuel, Iglesias, Pradal, Terrón, Gamboa y Castaño fueron subcampeones nacionales en Córdoba, además de imponerse con claridad en los sectores de Valladolid y Ciudad Real. Tomás, Pérez, Quico, Ángel, Recio, Miguel, Villalón, Mantecón, Mateos, Lois, Oscar e Higarza, que componían el equipo cadete, fueron campeones de España de la CECE.

1982-83. La llegada del primer equipo del Ademar a División de Honor supuso también un importante impulso para los jugadores de la cantera de Maristas. Los juveniles Gamboa, Iglesias, Juan, José Luis, Fernando, Miguel Arias, Marcos, Terrón, Recio, Quico, Oscar, Pradal y Castaño fueron aquel año subcampeones de España.

 

1983-84. Sergio, Gelo, Silván, Carlos, Manuel, Barreales, Valencia, Jordi, Pollán, Luengo, Herminio y Cachón fueron campeones de España en los juegos escolares de Lugo. Ese año hubo doblete porque los cadetes, Sergio, Carlos, Gelo, Tomás, Pérez, Arias, Recio, Higarza, Silván, Herminio, Luis Marcos, Cachón y Pollán se proclamaron campeones de España en Valencia.

1984-85. Tomás, Barreales, Robles, Antonio, Pollán, Gelo, Jordi, Fabado, Silván, Cabero, Tarrazo, Gelo y Moreno, componentes del equipo juvenil, fueron subcampeones en el sector celebrado en Pontevedra. También se impusieron en el sector los cadetes Macías, Tiberio, De la Riva, Marx, Omar, Robles, Gari, Fran y Baíllo.

 

1985-86. Tomás, Trojaola, Luis, Tiberio, Marz, Ladis, Gancedo, Manolo, Baíllo, Terrazo, Toscaf, Garci y Fran fueron campeones regionales, y los cadetes Omar, Adgar, Rogelio, Robles, Peñacoba, Miranda, Josines, Pelegrín, Trapote, Pedro y Alfonso campeones territoriales en Béjar.

 

 

1987-88. Una nueva generación de jugadores confirmó sus intenciones ganando los campeonatos Federado y Escolar. Eran Buján, J. Ramón, Morán, Calvo, Llorente, Peláez, Luis I., Carlos, Miranda y Alberto.

 

 

1989-91. Los subcampeones del sector de Logroño fueron los juveniles Alberto, Carlos, Josines, J. Ramón, Javier, Alberto, Peláez, José Antonio Paíno, Buján, Publio y Ketangala. Muchos de los componentes de aquel equipo, junto con Manuel, Delfín, Ávila o Tabuyo, entre otros, fueron al año siguiente campeones autonómicos y quintos en el Campeonato de España celebrado en Irún, donde los cadetes Pablo, Raúl, Vega, Balboa, Jorge, Reyero, De Celis y Santelesforo fueron subcampeones.

1991-92. Los cadetes (Del Río, Juanín, Alberto, J. Ramón, Alberto López, Oscar, Vega, Jesús Blanco, Balboa, Franza, Carbajo y Jorge) volvieron a ser los protagonistas durante esta campaña, con su victoria en el autonómico y su subcampeonato en el sector disputado en Caruña.

 

1992-93. Esa generación de jugadores destacó definitivamente con sus victorias en el autonómico y en el sector celebrado en León y su subcampeonato en los Escolares disputados en San Sebastián de los Reyes. Al año siguiente, siendo ya juveniles, Pedro, Franza, Vega, Castresana, Alberto, Ramón, Antonio, César, Juanín, Soto, Del Río y Javier fueron terceros del Campeonato de España. Su definitiva consolidación fue en la temporada 94-95, cuando fueron subcampeones de España tras una final disputada en León, con un joven pivote llamado Manolo Colón en el equipo rival, que era el Albendas. Desde entonces hasta ahora, la verdad es que resultaría más fácil contar las veces en los que los cadetes e infantiles no han sido campeones de Castilla y León. No en vano, la de Maristas está considerada como la mejor cantera de balonmano de toda España.